Pinamar: le dicen adiós a la emblemática discoteca Ku-Alma

La representativa y ex discoteca Ku-Alma, que llegó a albergar a más de 8.000 personas por noche y que atrajo a turistas, residentes y al espectáculo en la década del 90 y a principios de 2000 en las costas de Pinamar, se comenzó en la vieja estructura con el trabajo de demolición para convertirse, desde el próximo verano, en un bar de playa.

La representativa y ex discoteca Ku-Alma, que llegó a albergar a más de 8.000 personas por noche y que atrajo a turistas, residentes y al espectáculo en la década del 90 y a principios de 2000 en las costas de Pinamar, se comenzó en la vieja estructura con el trabajo de demolición para convertirse, desde el próximo verano, en un bar de playa.

Si bien se había proyectado hacer un complejo hotelero, la idea no superó planteos de vecinos y la oposición. Por tal motivo, los primeros movimientos con palas mecánicas y retroexcavadoras empezaron a tirar los paredones y así cambiar la fisonomía de una zona representativa de la ciudad costera.

Incluso el propio jefe comunal costero Martín, Yeza se hizo eco en sus redes sociales sobre lo ocurrido, "amo el sonido de las maquinas tirando estructuras obsoletas. Llegó el turno de Ku y el Alma. Comenzaron una demolición de gran parte de la estructura para empezar a recuperar el espacio y aggiornarlo a los nuevos tiempos".

Se trata de una obra privada encarada por los responsables de Energy Group SRL, la firma propietaria de este inmueble que se encuentra en el extremo sur del frente de playas, pero que generó mucha polémica en la ciudad ya que en un momento se estuvo cerca de aprobar una ordenanza para privatizar una calle para que la compañía avance con su idea de construir ahí un complejo hotelero all inclusive.

"El complejo Ku y el Alma como ‘las automotrices en Bunge' para mucha gente era el recuerdo del éxito de Pinamar de los 90. El signo de una época. Para mí desde siempre fueron el ancla que nos impidió progresar. A veces somos esclavos de los ‘éxitos'", dijo Martín Yeza. y afirmó que: "A veces no hay otra que ir al frente con una visión clara y sostenerla, persuadir, discutir e insistir. A veces también, la destrucción es la mejor forma de creación, y cuando tu ciudad pasó mucho tiempo viviendo de los éxitos del pasado, no queda otra que tomar decisiones claras".

Cabe destacar que el municipio de Pinamar viene trabajando en el último tiempo en recuperar diversos espacios del municipio. Este año se comenzó con el trabajo de recuperación de más de 100m2 de playa con la demolición de paradores en playa, que quitaban espacio para ser aprovechados por los visitantes y turistas. 

Más de REGIÓN