Potenciar Trabajo: grieta entre el gobierno y piqueteros duros

La reciente baja de más de 154.000 beneficiarios del plan Potenciar Trabajo abrió un conflicto entre el gobierno nacional y los sectores más duros del denominado "movimiento piquetero".

En sintonía con la medida del Ministerio de Gobierno de la Nación, las organizaciones sociales oficialistas apoyaron la baja de los planes, ya que esa baja se produjo porque los planes no se renovaron en tiempo y forma por medio de la validación de identidad de los beneficiarios. Como consecuencia, estos serán suspendidos del padrón, cobrarán un 50% en enero y luego dejarán de percibir todo beneficio.

Pero los piqueteros duros, entre ellos el denominado Bloque de Unidad Piquetera -compuesto por el PO y otras organizaciones como (una parte) de Barrios de Pie, el Bloque Piquetero Nacional y el Movimiento Teresa Rodríguez, entre otros- sentó un postura crítica y manifestó su desacuerdo, anunciando una pronta movilización e incluso una reunión para definir un plan de lucha de cara al 2023.

El líder del Polo Obrero, Eduardo Belliboni, acusó al gobierno de llevar a cabo un "ajuste neoliberal". También dijo, en declaraciones a radio La Red, que "hay casi 160 mil familias que el mes que viene cobran la mitad de ingreso porque no pudieron ingresar a un sistema de validación de datos que es exclusivamente por Internet, en un país en donde faltan los servicios elementales en muchas partes del territorio".

En el mismo sentido, Mónica Sulle, coordinadora del MST-Teresa Vive, sostuvo que hubo muchos problemas técnicos para la validación de la identidad, y que "la contundencia de los datos muestra que nadie vulnera el programa, ni hace de intermediario ni de puntero".

Mientras tanto, desde el oficialismo defendieron la medida y explicaron su alcance en términos fiscales. La Ministra de Trabajo, Victoria Tolosa Paz, informó que "el impacto fiscal de suspender 154.441 personas del Potenciar Trabajo en esta liquidación de enero es de más de $2500 millones, por lo que se va a liquidar en un 50% en enero a todas las personas que no validaron su identidad, pero a partir de allí no se va a liquidar".

Menos informativo y más confrontativo, hubo declaraciones contra los piqueteros más radicalizados, por ejemplo Mario Ishiii, intendente de José C. Paz. En un acto en presencia del presidente Alberto Fernández, dijo que había que "dejar de ser parásitos y garroneros. Hay que laburar". "No se puede llorar más, salgamos a laburar", enfatizó.

Entre los datos que dejó la última revalidación del programa, se destacan los siguientes:

. 1.210.571 personas validaron la identidad y mantienen el Potenciar Trabajo.

. Se suspendieron 154.441 beneficiarios del programa por falta de validación. Estas cobrarán el 50% en enero y a partir de la liquidación de febrero ya no percibirán el pago si no se inicia el reclamo por la App Mi Argentina.

. El 60,87% (736.723 titulares) de los que validaron los datos no finalizó los estudios primarios o secundarias. De ese total, 124.000 personas no tienen la primaria terminada y más de 500.000 personas no tienen el secundario finalizado.

. 1.134.471 realizan como contraprestación tareas comunitarias o productivas; 46.471 declaran realizar programas y cursos de capacitación laboral, y 29.628 personas declaran estar finalizando estudios formales.

Más de INFO +